Palabras para el hombre blog

Erase una vez un hombrecito encargado de cuidar las páginas que hacían de puentes entre las personas que amaban las palabras...

Él debía cada día alinear las palabras, acomodar las imágenes, iluminar los espacios con dulces poemas de amor, decir palabras bellas a quienes traían sus mensajes, acomodar las noticias, formular los consejos a los desorientados, buscar continuamente la aprobación de quien se acercara y sentirse triunfante cuando los visitantes colocaran al fin un "me gusta"....

Su vida transcurría en esa rutina....cuidador de las páginas para los internautas....prisionero de los "me gusta" pasaban los días,monótonos y grises, solo salpicado con los colores de los poemas del amor que soñaba encontrar vivía en aquella jaula de la tecnología aquel al que alguien bautizó como  el "hombre blog"...

Pero hubo un día en que apareció huyendo de otra página,distante de las de él, una pequeña mujercita...

Se encontraron y al conocerse se sintieron muy bien juntos, tal vez porque sus almas se necesitaban para seguir viviendo...

Pasaron momentos muy gratos juntos...soñaron, rieron, se amaron intensamente....

Pero ella no pertenecía a ese mundo y él de allí no podía marcharse...

Ella debía regresar a su mundo lejos de esa jaula en la que se había refugiado y en la que había permanecido tan sólo porque había aprendido a amar al hombrecito blog.Y debió volver a su mundo...El se quedó acomodando palabras....
Finalmente, el hombrecito pudo liberarse de sus cadenas ...Corrió de la mano de la mujercita a explorar nuevos mundos, conocer las verdaderas imágenes , sentir aquellas palabras en su ser...todas las sensaciones...
Y....sin acomodar letras, el poema más hermoso surgió cuando besó a su amada , bajo un cielo inmenso y  real.       

Narrativa Colaboración
de Laura Santander
Publicar un comentario